Con la tecnología de Blogger.

Creative Commons

lunes, 6 de junio de 2016

иностранец

El extraterrestre


«HABITANTES DEL PLANETA TIERRA:

Vuestros dirigentes os engañan. Sí, es algo que sospecháis, pero no sabéis cuánto. A los que os descubren las más grandes mentiras de vuestra humanidad les llamáis conspiranoicos, y yo os digo: los conspiranoicos son vuestros gobiernos, los directivos de las multinacionales, los jefes de los bancos, los que dirigen las campañas de publicidad. Os venden protección para que tengáis miedo y accedáis a instalaros el virus. Pero os ocultan que en realidad no hay amenaza de la que esconderse, que la única amenaza sois vosotros mismos.

Usan vuestro miedo. Lo hacen para que os parezca normal lo antinatural. Y allí crean el engendro. Hacen del paraíso el infierno, y piden vuestra colaboración. Saben que sin vosotros no pueden hacerlo. Por eso están muertos de miedo. Tienen miedo a que vosotros no lo tengáis, y entonces no les quede forma de seguiros manipulando.

Sois invencibles, pero no lo sabéis.
Vosotros tenéis el poder, siempre lo habéis tenido. Vuestra es la última palabra. Vosotros decidís por quién apostáis: por la muerte, o por la Vida.

Por las pastillas para la depresión, o por sanar vuestras emociones.
Por odiar, o por amar.
Por fumar, o por vuestros pulmones.
Por el alcohol, o por vuestro hígado.
Por la cafeína, o por vuestro cerebro.
Por coches propulsados con petróleo, o por el aire que respiráis.
Por reciclar vuestra basura, o por contaminar la naturaleza.
Por herir al que no se puede defender, o por defender al que todos atacan.
Por ahogaros en costumbres consumistas, o por ahorrar vuestro dinero y valorar vuestra libertad.
Por seguir las modas, o por brillar enseñando lo que os hace diferentes.
Por callar ante el abuso, o por denunciarlo.
Por usar a las mujeres, o por amarlas.
Por crear mascotas, o por dejar a los animales vivir en libertad.
Por adoctrinar a vuestros hijos con disciplina, o por escuchar con amor lo que os han venido a decir.
Por crear negocios cárnicos de matanza en serie de vuestros hermanos menores creyéndoos vuestros propios mitos como dogmas, o por alimentaros con los recursos que os da la Tierra.
Por despreciar al que dice algo que no os gusta, o por intentar escuchar sus razones.
Por usar la lógica sin más, o por usar la lógica que sale del corazón.

Amigos, os hemos venido observando desde hace eones. Os hemos acompañado en vuestro proceso, y siempre os hemos amado. Somos extraterrestres de un planeta muy lejano; y aunque vosotros no sabéis quiénes somos, nosotros sí sabemos quiénes sois vosotros. No nos hemos olvidado de vuestra grandeza. Ahora es tarea vuestra el recordarla. Con amor, vuestro hermano


¼±ÞÿÕЮ°ðŬ»

Ilustración: Marta Santos
El director de la CIA masculló unos cuantos exabruptos para sí, y escupió con furia al suelo.

Asquerosos bichos extraterrestres —se quejó—. Piensan que pueden venir aquí y decir sus sandeces cuando les dé la real gana. Pues ahora no van a intervenir. Bastante nos ha costado ya mantener a raya a sus compañeros verdes. Escoria intergaláctica… —El indignado hombre arrugó la carta con fuerza, se sacó el habano de la boca y lo arrimó a una esquina del papel, depositándolo en un cenicero de cristal. La misiva de ¼±ÞÿÕЮ°ðŬ prendió fuego y se volatilizó en apenas unos minutos.

Luego, descolgó el teléfono de su despacho.

Avisen a nuestro presidente, a Rocafeliz, a Anguila Mercader, a Su Majestad la Reina de Inglesterrestres y al pelele del Yunque ese. Ah, y no se olviden del Pudin y de los chinos. Los apestosos violáceos tratan de comunicarse otra vez con los humanos. —Sacó una pistola del cajón, la observó complacido y esbozó una sardónica sonrisa—. Esta vez van a ver quiénes son los Estados Unidos de América.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Template by:
Free Blog Templates